Letterpress

Què hi faig jo aquí? (1)

Un componedor és un regle metàl·lic amb dos extrems, un de fix i l’altre mòbil, que serveixen per definir el límit les línies de text, sobre el que es van col·locant -un a un- els diferents caràcters tipogràfics. D’entre tots els que tinc, el que us mostro a la fotografia és el que més uso. Du les inicials de Jesús Morentin, el meu pare. Crec que aquesta pot ser una bona manera de començar…

Dir que la meva infantesa està associada a la impremta és segurament excessiu, però el cert és que l’olor especial del paper i la tinta no em són aliens. Els primers records se situen en una vella impremta -ja desapareguda- de Terrassa i, més endavant, al taller dels meus oncles a Falset on, molts anys després, ja adolescent, aniria fent una mica de calaix durant les vacances de l’institut ajudant en el que fos menester. D’entre els records, el que ens ocupa fou el viscut quan ens va tocar començar a buidar tot el material tipogràfic obsolet. De fet, d’aquells dies recordo especialment com buidàvem els comodins plens de lletres de plom (qui hagi sostingut un caixetí carregat amb tipografia de plom sabrà a què em refereixo!) En canvi no recordo en absolut com va esdevenir el petit detall que, vint anys després, acabaria éssent determinant… Deixeu-me però, que acabi d’explicar aquesta història de sensacions retrobades en la propera entrada. No voldria abusar del vostre temps.

 

 

 

 

 

 

 

Un componedor es una regla metálica con dos extremos, uno de fijo y otro móvil, que sirven para definir el límite de las líneas de texto, sobre el que se van colocando, de uno en uno, los distintos caracteres tipográficos. De entre todos los que tengo, el que os muestro en la fotografía es el que más uso. Lleva grabadas las iniciales de Jesús Morentin, mi padre. Creo que éste puede ser un buen modo de empezar…

Decir que mi infancia está ligada a la imprenta es sin duda excesivo, pero lo cierto es que el olor especial del papel y la tinta no me son ajenos. Los primeros recuerdos se sitúan en una vieja imprenta -ya desaparecida- de Terrassa y, más adelante, en el taller de mis tíos en Falset dónde, muchos años después, ya adolescente, empezaría a ganarme un pequeño salario durante las vacaciones de verano del instituto ayudando en lo que fuera menester. De entre los recuerdos, el que nos ocupa fue el vivido cuando nos tocó vaciar el material tipográfico obsoleto. De aquellos días recuerdo especialmente cómo vaciábamos los comodines llenos de letras de plomo (quién haya sostenido un cajetín lleno de letras de plomo sabrá a qué me refiero!).  Sin embargo apenas recuerdo como aconteció el pequeño detalle que, veinte años después sería determinante… Dejadme sin embargo, que os termine de explicar ésta historia de sensaciones reencontradas en la siguiente entrada. No me gustaría abusar de vuestro tiempo.

Jesús Morentin

Author Jesús Morentin

More posts by Jesús Morentin

Join the discussion One Comment

  • José Baltanás dice:

    BunkerType es una iniciativa.

    (Nota final: Aunque el comentario parezca escaso…o, incluso obvio, no es así. Pues, según dice el diccionario, “Iniciar” es “instruir en cosas abstractas o de alta enseñanza”. Y BunkerType:
    1. Instruye “en cosas abstractas” ¿Qué es si no la letra?
    2. “de alta enseñanza” ¿No adquirimos el conocimiento a través de la comunicación? y … ¿sea ésta leída, escrita o hablada?
    Leída o escrita: “tipografía o grafía hecha con tipos”
    Hablada : “grafía” hecha con sonidos”
    ¿No somos lo que pensamos? ¿No somos lo que decimos?
    …Para acabar, como lo hace el autor, respondamos:
    – Sí, es…”un buen modo de empezar”
    – No, no abusas “de nuestro tiempo”

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.