BunkerType con Typomad 2014

Typomad es la fiesta madrileña de la tipografía. Un evento anual en el que las ponencias, exposiciones y talleres de tipografía llenan la ciudad de Madrid. En esta edición, en la que tema central del evento es “Lo oculto en tipografía”, he tenido el placer de aportar mi granito de arena con el diseño y la edición de una serie exclusiva de 20 carteles para colaborar en la promoción del evento.

BunkerType con Typomad 2014

Como no podía ser de otro modo, el eje central de mi intervención debía ser el mismo que vertebraba la propuesta general del evento: lo oculto en el ámbito de la tipografía (en síntesis, todo aquello que es menos conocido y que a su vez es clave en el diseño tipográfico). Con ese objetivo las primeras ideas pasaron por intentar utilizar tintas especiales con distintas propiedades luminiscentes (que se harían visibles o invisibles en función de las condiciones lumínicas) pero eso no era muy afín con el espíritu esencial… básico, con el que intento impregnar mis trabajos en BunkerType. Era casi una trampa, así que cambié de estrategia.

BunkerType con Typomad 2014

Como segunda opción opté por la posibilidad de investigar entre los distintos modos de ocultar los elementos tipográficos sin artificios, sin esconderlos… mostrándolos. Empecé por el elemento principal. Sin duda lo más difícil de ocultar en un cartel debería ser aquello jerárquicamente más importante, así que empecé por ahí: si era posible ocultar el título lo demás debería ser mucho más sencillo.

BunkerType con Typomad 2014

Aunque pueda parecer un contrasentido, un modo de esconder algo -o por lo menos de hacerlo menos visible- puede ser aumentar su tamaño: agrandando la escala de TYPOMAD, un titular para ser leído se convertía en pura forma arquitectónica, además se hacía casi obligada la fragmentación del nombre y, por consiguiente, cierta pérdida de significación. La desproporción del significante minimizaba, paradójicamente, la eficiencia del significado. Combinando distintos alfabetos se abundaba en ese propósito. Finalmente, la rotundidad del bloque permitía desplazarlo unitariamente fuera de formato sin crear ningún tipo de desequilibrio compositivo, sugiriendo otra de las estrategia más socorridas para no ser vistos: escondernos detrás de algo.

BunkerType con Typomad 2014
El segundo elemento a esconder fue el conjunto “by BunkerType”. Se trata del el único elemento saturado de la composición, por lo que su mancha se distingue claramente superponiéndose al título en negro. Se genera de este modo un contraste con el resto de elementos desaturados de la composición (figura-fondo) que reclama nuestra atención con la misma intensidad con la que niega y esconde el significado del texto que contiene.

BunkerType con Typomad 2014
Otros recursos se sitúan en la parte superior. El año – impreso usando barniz transparente- se intuye levemente tras una mano que nos señala el menor de los textos, impreso sin tinta, en el que gracias al sutil relieve producido por la presión se entrevé el texto “Typomad 2014. La fiesta madrileña de la tipografía. 15-15 Nov”.

BunkerType con Typomad 2014

Finalmente, la definición del término oculto* se superpone a la textura tipográfica gracias a la opacidad de la tinta plata (cubriente) facilitando la lectura del texto que, a la postre, da sentido y resuelve la lectura semántica del conjunto.

BunkerType con Typomad 2014

No se si a Pablo y Nora (almas del evento) les convenció el desarrollo conceptual de mi propuesta, o mi lectura les recordó al gesto ingenuo del niño que tapándose los ojos pretende esconderse y no ser visto… Sea como fuere -y poniéndonos en lo peor- tuvieron la delicadeza de que no se notara.

BunkerType con Typomad 2014
¡Que disfrutéis del congreso!

 

BunkerType con Typomad 2014

 

*(Real Academia Española. 2001. Diccionario de la lengua española (22.a ed.)

Author Jesus Morentin

More posts by Jesus Morentin

Leave a Reply