The New Call

Presentación

“The New Call”, el último proyecto de BunkerType, recoge el testigo de mi anterior acercamiento a H. N. Werkman para proponer una nueva reinterpretación, más madura y personal, de una de las obras más paradigmáticas del admirado autor holandés: “The Next Call”, una de las publicaciones más audaces de la vanguardia artística europea del período de entreguerras.

Se trata de una colección que mantiene el mismo espíritu que el trabajo original -presentado en 2012- en el que cada composición se basaba en uno de los nueve números de la citada revista, pero en el que se ha trasladado el foco. Si en el primer acercamiento lo fundamental era el proceso y el aprendizaje, en “The New Call” he usado toda esa experiencia para poder centrarme en el resultado final, en la obra, ampliando notablemente la paleta de recursos cuando ha sido necesario, tanto en los aspectos técnicos como en los formales.

Otra diferencia con respecto al anterior trabajo es que en esta ocasión se han impreso pequeñas series de unos 40 ejemplares -los mismos que imprimía H. N. Werkman de su revista- disponibles a través de la tienda virtual BunkerType o directamente desde las distintas páginas de esta web.

00

The New Call #00

project02-test

The New Call #01

02

The New Call #02

03

The New Call #03

04

The New Call #04

05

The New Call #05

06

The New Call #06

07

The New Call #07

08

The New Call #08

09

The New Call #09

11

The New Call Collection

WorkInProgress02

Las copias, en un tiraje limitado de alrededor de 40 unidades están selladas, numeradas y firmadas por el autor y se encuentran disponibles individualmente o como colección.

Todas las composiciones están impresas manualmente en una Korrex Hannover de 1964 sobre papel Colorplan Liso Natural 175 gr., de G. F. Smith.

Tamaño: 50x70cm. (19 ¾x27 ½”)

Por qué H. N. Werkman?

Algunos apuntes
sobre mi vinculación
con el autor holandés.

Todavía recuerdo cual fue el primer molde tipográfico que monté en mi taller (aunque a todas luces esa sería una definición excesivamente generosa para lo que ahí realmente sucedió). Usé una tipografía que en algun momento identifiqué como “Alcazar” en cuerpo 60 (Fundición) para escribir un escueto “Travailleur&Cie”, el colofón que H.N. Werkman usaba en su publicación “The Next Call”. Después de imprimir una veintena de hojas en mi sencilla prensa de pruebas en el que se convirtió, a la postre, en mi primer tiraje, no volví a fijarme en él ni en su trabajo durante un par de años.

De todos modos el autor holandés había sido uno de los grandes referentes en mi época de estudiante de diseño desde que el gran amigo -por aquel entonces profesor- José Baltanás, me mostró una de las muchas publicaciones que atesoraba en su interminable biblioteca: un ejemplar maravillosamente editado de una pequeña pieza de difícil descripción que llevaba por título “The Next Call”. Creo que desde aquel momento mi admiración por H. N. Werkman fue absolutamente incondicional.

Aunque paradójicamente la idea de montar un taller de tipografía con tipos móviles nada tuvo que ver con ese hallazgo, teniendo en cuenta las innumerables similitudes de la propuesta plástica del autor holandés y la que intuía iba a ser mi línea de trabajo era lógico que más temprano que tarde empezara a fijarme en sus trabajos desde un punto de vista más técnico, así que al cabo de un tiempo decidí centrarme en su obra como herramienta de aprendizaje. No intentaría interpretar sus composiciones, sino que me obstiné en obtener exactamente los mismos resultados a través de la copia mimética de alguna de sus piezas… Claro, ¡no salía nada!.

Durante semanas estuve practicando hasta que poco a poco fui entendiendo algunos de los sencillos procesos propios de la impresión tipográfica con tipos móviles. Seguramente tardé meses en aprender por mi cuenta lo que hubiera podido asimilar en unos pocos días de otro modo, pero no me arrepiento de mi obstinación. Seguramente ese fue el germen del actual trabajo.

A medida que descubría nuevas posibilidades fruto de la observación y el ensayo centrado en la obra de Werkman sentía una necesidad cada vez mayor de aplicar todos aquellos emocionantes hallazgos en algún trabajo propio, así que me pareció de lo más sugerente darle una vuelta de tuerca a aquel proceso y reinterpretar la obra del admirado autor -al tiempo que aprendía de él- usando las técnicas que iba incorporando. Así nació el proyecto “The Next Call, una reinterpretación de BunkerType”; un total de 9 composiciones en pequeño formato, más otras cuatro complementarias, que reinterpretaban libremente y por distintos procesos de síntesis cada uno de los nueve números que de la revista The Next Call imprimió entre los años 1923 y 1926.

Las imágenes que acompañan este texto muestran parte de ese proceso así como de la exposición, titulada “The Next Call, van H. N. Werkman. Una reinterpretación de BunkerType” celebrada en enero de 2014 en la Escuela Elisava de Barcelona.